Archive for the 'AYER Y HOY' Category

COAST MODERN FILM

O de la búsqueda de los pioneros de la arquitectura en la costa oeste estadounidense.

Os dejamos el trailer de este documental que promete.


Coast Modern Trailer from Coast Modern on Vimeo.

Anuncios

ARNE JACOBSEN: SILLAS SERIES 7

O de cómo se hace una silla

En 1955, el arquitecto danés Arne Jacobsen (1902-1971) diseñó las Series 7, unas sillas que actualmente aún fabrica y vende  FRITZHANSEN.

(La silla, fotografiada por Lewis Morley en 1963)

En este mismo blog podéis consultar una ENTRADA sobre el mobiliario de este maestro del siglo XX.

Os dejamos un precioso vídeo que, gracias a nuestro amigo Jairo Rodríguez Andrés, hemos localizado en Youtube: cómo se hace una silla de las Series 7 de Arne Jacobsen.

LOS PALACIOS DEL CONDESTABLE DE BURGOS Y PAMPLONA

O de dos edificios históricos rehabilitados

Hoy trataremos brevemente sobre dos edificios civiles de los siglos XV y XVI, situados en dos ciudades próximas de norte de España, y restaurados en los últimos años: los Palacios del Condestable de Burgos y Pamplona.


(Palacio de los Condestables de Castilla)

El nombre de Condestable se refería a un cargo de tipo militar. Se llamaba así al que ejercía, en  nombre del rey, la primera autoridad de la milicia. Posteriormente pasó a ser un título honorífico vinculado, ocurriendo así tanto en Castilla como Aragón, Navarra y Nápoles.

El Palacio de los Condestables de Castilla, en Burgos, es un edificio cuyo origen data de 1476. Atribuido al arquitecto alemán Juan de Colonia (autor de las agujas de la catedral de Burgos) y a su hijo Simón de Colonia, fue mandado construir por el Condestable de Castilla Pedro Fernández de Velasco, casado con Mencía de Mendoza y Figueroa. Levantado sobre otro palacio existente en el mismo solar, se realizó en estilo tardo-gótico. Destaca su portada sur, presidida por un cordón franciscano labrado en piedra que une los escudos de armas de los linajes de ambos cónyuges, y a la que el palacio debe el nombre que popularmente se le da hoy día, la Casa del Cordón.


(Palacio de los Condestables de Castilla)

La Casa del Cordón ha sido protagonista de algunos momentos históricos. El 23 de abril de 1497 los Reyes Católicos recibieron en ella a Cristóbal Colón de vuelta de su segundo viaje a América. Posteriormente fue la residencia de Juana I de Castilla (apodada “La Loca”) y Felipe I de Castilla (“El Hermoso”). En ella falleció este último el 25 de septiembre de 1506, apenas 8 días después de establecerse en Burgos. Y, curiosamente, el 11 de junio de 1515 se celebró en la Casa del Cordón la ceremonia de incorporación del Reino de Navarra a la Corona de Castilla.


El Palacio del Condestable de Pamplona fue construido algunas décadas después, entre 1550 y 1560, por Luis de Beaumont,  IV Conde de Lerín y Condestable de Navarra, en estilo renacentista. Una vez fallecido el Conde, su hija Doña Brianda se casó, en 1564, con un hijo del Duque de Alba, por lo que el edificio pasó a ser propiedad de la Casa de Alba. En los siglos siguientes el palacio fue Sede Episcopal durante 150 años y Ayuntamiento provisional de Pamplona otros ocho, desde 1752.

(Palacio del Condestable de Pamplona)

Ambos palacios han sido restaurados en las décadas recientes.

El Palacio de los Condestables de Castilla fue restaurado en los años 80 del siglo pasado y actualmente es propiedad de Caja de Burgos, albergando su sede central. También es centro de celebración de exposiciones, habiendo recogido entre ellas la obra de Oteiza, Dalí, Warhol, Sorolla o Palazuelo.

El Palacio del Condestable de Pamplona es actualmente propiedad del Ayuntamiento de Pamplona y alberga un centro cívico. Ha sido fruto de una rehabilitación muy brillante entre los 2002 y 2008, y actualmente está abierto para el disfrute de los pamplonicas. Se puede consultar en muchas revistas especializadas.


(Palacio del Condestable de Pamplona)

Fotografías: Pedro Pegenaute (Palacio Condestable Pamplona).

LA ARQUITECTURA CONTEMPORÁNEA EN EL MEDIO RURAL. ACTIVANDO LA MESETA NORTE

O de un interesante curso de verano de la Universidad de Salamanca

Los próximos días 22, 23 y 24 de septiembre se celebrará en la localidad salmantina de Morille el curso La Arquitectura Contemporánea en el Mundo Rural. Activando la Meseta Norte.

Intenvendrán arquitectos salmantinos como Roberto Silguero o Ramón Peláez y otros de fuera, como AMID-Cero9, Antonio Fernández Alba, Manuel Ocaña, Estudio Richard Rogers, Blanco y Colón, etc.


El cartel promocional anuncia:

“El tradicional aislamiento del mundo rural debido a factores como su dispersión geográfica, su baja densidad de población, su falta de comunicación marítima, su paisaje monótono o por una cultura conservadora se ve actualmente modificado por la aparición de las nuevas tecnologías e infraestructuras y las nuevas formas de pensamiento. La mayor movilidad de información, personas, formas, paisajes e ideas, activan el medio rural”.

Un tema que nos parece de gran interés y que  a muchos de nosotros (generalmente arquitectos jóvenes) nos toca muy pero que muy de cerca, debido al habitual trabajo que desarrollamos en el medio rural, donde a las  dificultades de desarrollo de un proyecto de Arquitectura y su posterior obra se suman los factores anteriormente descritos.

La Arquitectura contemporánea puede ser uno de los medios más eficaces de inserción cultural y de dinamización del medio rural que nos rodea.


Los interesados podéis inscribiros en la siguiente DIRECCIÓN WEB DE LA UNIVERSIDAD DE SALAMANCA o poneros en contacto con nuestro compañero Luis Ignacio Barrero (coordinador de curso de verano de la Universidad de Salamanca) en el teléfono 649293599.


ARQUITECTURA POPULAR (1)

O de la arquitectura sincera

Algunas veces, cuando un cliente nos encarga su casa, en un primer momento comenta: “Quiero una casa como esa”.

A uno le sorprende que el ideal de vivienda de alguien sea precisamente la de su vecino, pero este es un hecho que al parecer se da de manera habitual.

Y, a veces, la casa del vecino es difícilmente clasificable.

Se podría decir que la casa del vecino pretendió ir en la búsqueda de una línea neotradicional, neomedieval, neorural… lo podríamos llamar “estilo Disneyland”, para entendernos. Algo falso, donde todo es mero maquillaje, donde nada es lo que parece y que absolutamente nada tiene que ver con lo que seguramente pretendía: hacer una casa tradicional.

No hay duda de que pudiera estar cargado de buena intención pero, desgraciadamente, en general la buena intención no es suficiente.


(Castillo de la Bella Durmiente. Disneyland París, 1992)

La arquitectura popular o tradicional es algo mucho más serio. Y, si no somos conscientes de ello, es fácil que acabemos con parte de nuestro Patrimonio, demoliendo verdadera arquitectura tradicional para sustituirla por otra mucho peor.


(Casas tradicionales castellanas. Covarrubias, Burgos)

La arquitectura popular es una arquitectura totalmente sincera, donde todo lo que se hace tiene algún motivo.

La arquitectura popular es una arquitectura sabia, consecuencia de miles de años de evolución constructiva que, en cada lugar del mundo, es el resultado de adaptarse al medio concreto, a un clima, a una cultura, a un entorno natural determinado dotado de unos materiales concretos, etc.

(Caserío tradicional vasco. Guipúzcoa)


(Casa tradicional balear. Ibiza)

En la arquitectura popular nada se hace porque sí, todo tiene una función constructiva.

La arquitectura popular ajusta los medios a los fines, es austera, controlada, modesta, nada ostentosa.

Las inclinaciones de las cubiertas son mayores o menores en función de la lluvia de cada lugar. Lo mismo ocurre con los aleros. Así, mientras en Japón existen aleros de varios metros de vuelo y cubiertas con grandes pendientes, en Ibiza las casas siempre han tenido cubiertas planas, a modo de terraza.


(Casa tradicional japonesa. Kyoto, Japón)

Los materiales utilizados son los que se tienen más a mano: la tierra, la madera o la piedra, en función de cada caso.


(Pagoda tradicional japonesa. Kyoto, Japón)

Entre estas casas que se presentan a continuación existen bastantes diferencias:

En una de ellas los gruesos muros de piedra son de carga, los forjados de madera, las piedras han sido talladas a mano una a una por un cantero, los sillares de las esquinas sirven para trabar los muros y los bordes de las ventanas son dinteles que formalizan los huecos y trasladan las cargas a los muros de fachada.

En las otras, la supuesta piedra de sillería es un chapado de 4 o 5 centímetros de espesor que reviste una estructura convencional de hormigón armado con pilares y vigas como la de cualquier construcción moderna, las piedras no han sido labradas a mano, sino que proceden de un catálogo más o menos estandarizado e industrial, los supuestos sillares de las esquinas no son tal y no tienen ninguna función estructural y los canecillos no proceden de la estructura de la cubierta, sino que son un mero adorno.




Parece tan evidente cuál es cuál que lo dejamos al criterio del lector.

En cada momento es adecuado construir conforme a nuestro tiempo, a nuestras posibilidades constructivas y materiales, a nuestra forma de vida, en definitiva. Si no, caeremos en contradicciones tan absurdas como la de querer vivir en una casa que pretende parecer antigua sin serlo mientras ansiamos desplazarnos en el último modelo de un vehículo y poseer todo tipo de instalaciones tremendamente sofisticadas, como ya se ha citado en otra entrada de este blog.

La arquitectura popular siempre ha sido coherente, lógica y sensata, y por ello es necesario conservarla y rehabilitarla, pero sin que pierda su esencia.

La arquitectura que hagamos hoy tiene que ser coherente con nuestra manera de vivir, con nuestras necesidades.

Recordando al finlandés Alvar Aalto (1898-1976), “El problema crucial en arquitectura no atañe a su perfección formal, sino a la tarea de crear, con medios sencillos, un entorno atractivo que armonice con nuestras necesidades biológicas”.

Fotografías: Enrique Jerez Abajo, Jon Martínez Aparicio.

LA GRAN VÍA DE MADRID

O de la Arquitectura de una calle en continua ebullición

Además de sus comercios, cines o teatros, la Gran Vía de Madrid es una calle plagada de edificios que por sí mismos tienen un gran interés arquitectónico.


(Edificio Capitol. Madrid, 1931. Luis Martínez-Feduchi, Vicente Eced)

Presentamos un enlace a una interesante página web interactiva que conmemora el Primer Centenario de la Gran Vía madrileña.

Fotografía: Urrutia, Ángel: Arquitectura Española. Siglo XX. Cátedra, Madrid, 2003.

DOS MIRADAS A JAPÓN

O del ayer y el hoy de un país poliédrico

Japón es uno de los países con una Arquitectura tradicional más rica. Las casas y los jardines japoneses son todo un ejemplo de sensibilidad y exquisitez en todos los aspectos (espacial, constructivo, integración con el medio natural), obtenidos mediante el uso de los mínimos elementos. El resultado: espacios que transmiten serenidad y recogimiento.

Las imágenes corresponden a una casa tradicional japonesa y al Jardín de Ryoanji (Kyoto).



Sin embargo, Japón ha sabido hacer convivir sus tradiciones con la Arquitectura moderna y contemporánea. En 1971, Kurokawa construyó la torre de cápsulas para solteros Nagakin, en Tokyo.

El siguiente edificio es la Tienda para Christian Dior de Sejima y Nishizawa en Tokyo (2001-03).

Por último, una obra japonesa de un arquitecto español con estudio en Londres: la terminal de pasajeros del Puerto Internacional de Yokohama (1995-2002), de Alejandro Zaera.

Fotografías: Enrique Jerez Abajo.