LOS PALACIOS DEL CONDESTABLE DE BURGOS Y PAMPLONA

O de dos edificios históricos rehabilitados

Hoy trataremos brevemente sobre dos edificios civiles de los siglos XV y XVI, situados en dos ciudades próximas de norte de España, y restaurados en los últimos años: los Palacios del Condestable de Burgos y Pamplona.


(Palacio de los Condestables de Castilla)

El nombre de Condestable se refería a un cargo de tipo militar. Se llamaba así al que ejercía, en  nombre del rey, la primera autoridad de la milicia. Posteriormente pasó a ser un título honorífico vinculado, ocurriendo así tanto en Castilla como Aragón, Navarra y Nápoles.

El Palacio de los Condestables de Castilla, en Burgos, es un edificio cuyo origen data de 1476. Atribuido al arquitecto alemán Juan de Colonia (autor de las agujas de la catedral de Burgos) y a su hijo Simón de Colonia, fue mandado construir por el Condestable de Castilla Pedro Fernández de Velasco, casado con Mencía de Mendoza y Figueroa. Levantado sobre otro palacio existente en el mismo solar, se realizó en estilo tardo-gótico. Destaca su portada sur, presidida por un cordón franciscano labrado en piedra que une los escudos de armas de los linajes de ambos cónyuges, y a la que el palacio debe el nombre que popularmente se le da hoy día, la Casa del Cordón.


(Palacio de los Condestables de Castilla)

La Casa del Cordón ha sido protagonista de algunos momentos históricos. El 23 de abril de 1497 los Reyes Católicos recibieron en ella a Cristóbal Colón de vuelta de su segundo viaje a América. Posteriormente fue la residencia de Juana I de Castilla (apodada “La Loca”) y Felipe I de Castilla (“El Hermoso”). En ella falleció este último el 25 de septiembre de 1506, apenas 8 días después de establecerse en Burgos. Y, curiosamente, el 11 de junio de 1515 se celebró en la Casa del Cordón la ceremonia de incorporación del Reino de Navarra a la Corona de Castilla.


El Palacio del Condestable de Pamplona fue construido algunas décadas después, entre 1550 y 1560, por Luis de Beaumont,  IV Conde de Lerín y Condestable de Navarra, en estilo renacentista. Una vez fallecido el Conde, su hija Doña Brianda se casó, en 1564, con un hijo del Duque de Alba, por lo que el edificio pasó a ser propiedad de la Casa de Alba. En los siglos siguientes el palacio fue Sede Episcopal durante 150 años y Ayuntamiento provisional de Pamplona otros ocho, desde 1752.

(Palacio del Condestable de Pamplona)

Ambos palacios han sido restaurados en las décadas recientes.

El Palacio de los Condestables de Castilla fue restaurado en los años 80 del siglo pasado y actualmente es propiedad de Caja de Burgos, albergando su sede central. También es centro de celebración de exposiciones, habiendo recogido entre ellas la obra de Oteiza, Dalí, Warhol, Sorolla o Palazuelo.

El Palacio del Condestable de Pamplona es actualmente propiedad del Ayuntamiento de Pamplona y alberga un centro cívico. Ha sido fruto de una rehabilitación muy brillante entre los 2002 y 2008, y actualmente está abierto para el disfrute de los pamplonicas. Se puede consultar en muchas revistas especializadas.


(Palacio del Condestable de Pamplona)

Fotografías: Pedro Pegenaute (Palacio Condestable Pamplona).

Anuncios

0 Responses to “LOS PALACIOS DEL CONDESTABLE DE BURGOS Y PAMPLONA”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: